Tiempo de Liderazgo

5 ERRORES COMUNES AL INICIAR UN NUEVO NEGOCIO

5 errores comunes al iniciar un nuevo negocio

5 ERRORES COMUNES AL INICIAR UN NUEVO NEGOCIO

“El error no está en no saber todo. El error está cuando el emprendedor piensa que lo que sabe, es todo lo que necesita para tener éxito en un negocio nuevo.” Engelbert González

En América latina, cerca de un 90% de los nuevos negocios son producto de despidos; o sea, la mayoría de los nuevos emprendedores son impulsados por haber sido despedidos de su último empleo. El despido y la dura situación económica en los países latinoamericanos lleva a innovar – o al menos a intentarlo, para obtener su sustento.

Estos nuevos emprendedores invierten el dinero de la liquidación, en lo que en algún momento pasado habían pensado podría llegar a ser un negocio propio. Algunos sencillamente se dejan llevar por los de moda (café, computación, venta de comida, etc.), o por estímulo de amigos a que les empujan a invertir en algo que dejará muchas ganancias a corto plazo.

Si estás comenzando un nuevo negocio, si vas a hacerlo pronto, o si sencillamente eres empleado de una organización, considera estos puntos que serán de gran utilidad en tu formación profesional y en la toma de decisiones en tu vida. Aquí conocerás 5 errores comunes al iniciar un nuevo negocio, que por lo general desembocan en el cierre temprano de una nueva empresa.

1. “Abrí y triunfé“. Sobreestimar ganancias a corto plazo.

Sobreestimación de ganancias

El primer fallo de muchos nuevos emprendedores es creer en la frase “voy a ganar mucho y lo haré ya” da resultados automáticos. En los países de Latinoamárica con economías inestables, es sencillo ver empresarios que ganan 1.000% en un mes, mientras otros se tardan 3 meses en recibir algún ingreso. Los negocios honestos ameritan tiempo para establecerse, darse a conocer y obtener ganancias. A diferencia de las franquicias o la compra de un negocio que está siendo rentable, un emprendimiento (o sea nuevo negocio) necesita tiempo para rentabilizarse.

El emprendedor debe saber y aceptar que un nuevo negocio no es una lotería, donde puede probar “suerte” y ganar mucho en un solo día. Cuando se ha pensado y planificado bien el emprendimiento, considerando las diferentes variables, se puede llegar a proyectar incluso cuánto será el margen de ganancias mes a mes y cuándo podrá obtenerse el retorno del capital inicial (ROI). Sin embargo, todo emprendedor debe entender la importancia sobre la inversión inicial y considerar los costos, gastos, salarios (incluyendo el propio del emprendedor), durante al menos seis (6) meses. Esto le permitirá tener en mente los niveles reales de egresos que tendrá y los montos de ingreso que necesitará para cubrir dichas erogaciones.

2. "Ojos cerrados". Falta de información del mercado:

Falta Información del Mercado

Muchos emprendedores quieren comenzar en un mercado donde haya mayor flujo de dinero y más rápido pueda obtener ganancias, esto evidentemente puede entenderse, ¿quién no quiere ganar mucho y rápido?; lo que los impulsa a procurar invertir casi en “cualquier oportunidad” que se le presente.

El no tener conocimiento del mercado al cual pueda ingresar como inversionista es más decisivo de lo que se puede imaginar.

Por ejemplo, un profesional de ventas en seguros o recursos financieros decide comenzar una fábrica de juguetes por ser temporada de regalos. ¿Cuántos consumidores existen? ¿Qué tipo de juguetes? ¿Qué pasará en la época donde no hay tanta compra de juguetes? ¿Quiénes y dónde están los proveedores? ¿Cuál es el margen de ganancia legal? ¿Cuáles son las regulaciones del Estado para este tipo de industria? Y así muchas preguntas que deben considerarse antes de tomar la decisión de emprender un negocio que no es el fuerte natural del emprendedor.

Considero oportuno aclarar que no he planteado que un emprendedor no puede empezar un nuevo negocio en cualquier área que no conozca. Puede hacerlo y con mucho éxito, siempre y cuando adquiera el conocimiento necesario sobre las características del mercado donde piensa ingresar. De no ser así, más temprano que tarde, el mercado “pasará factura” y será prácticamente inevitable un fracaso empresarial.

3. "Improvisación". Falta de un plan de negocios.

iniciar un nuevo negocio

Escribiendo Nuevo Negocio

Muchos nuevos emprendedores piensan que un Plan de Negocios es: Invierto $1.000, vendo $2.000, y me gano $1.000. ¡Nada más alejado de la realidad que esto!

Algunos de los negocios más rentables del mundo han comenzado en una servilleta de un restaurante (Pixar por ejemplo). Pero esto no quiere decir que el éxito siempre vendrá por escribir una idea en una servilleta en medio de un almuerzo.

Las empresas de éxito han dejado más que suficientemente claro que es una Planificación Estratégica del Negocios lo que ha permitido su posicionamiento y la rentabilidad de su gestión comercial. El establecimiento de metas así como las declaraciones de misión, visión y valores son columnas vertebrales. La descripción de cómo, cuándo y dónde así como quiénes y porqué son tan valiosos como el capital financiero inicial.

El Plan de Negocios es la "Partida de Nacimiento" de la nueva empresa. Empezar sin ello sería como empezar algo que tarde o temprano dejará de existir, o tal vez realmente, nunca existió.

4. "Lo sé todo, soy emprendedor". Falta de asesoría.

Apoyo con Asesores Expertos

¡Nadie lo sabe todo! Muchos emprendedores creen que el capital inicial, la buena fe y las ganas de triunfar son suficiente para alcanzar el éxito. Lo cierto es que antes y durante el inicio de operaciones comerciales, conocer las opiniones, advertencias y consejos de expertos es una herramienta muy útil.

El error no está en no saber todo. El error está cuando el emprendedor piensa que lo que sabe, es todo lo que necesita saber para tener éxito un negocio nuevo. La búsqueda de ayuda externa es una muy buena inversión, sobre todo para aquellos negocios que pretenden establecerse, crecer y expandirse. La experiencia acumulada por un asesor o consultor de emprendimiento hace una gran diferencia, al tomar decisiones que pudieran perjudicar o beneficiar las operaciones del emprendimiento.

5. Falta del manejo de principios y herramientas gerenciales.

Mejores prácticas Gerenciales y Dirección

Ser emprendedor es una cualidad que pudiéramos describir como innata, indiscutiblemente la más importante para emprender. Pero un emprendimiento por pequeño que pueda parecer requiere de dirección, gerencia, administración, ventas, producción, mercadeo, aunque estas tareas las realice una sola persona y de forma desordenada.

Conocer las formas modernas de desarrollar negocios requiere años de estudio, esfuerzo, dedicación, que no se podrá aprender en un corto tiempo. Un gerente es quien ha obtenido y desarrollado conocimientos sistemáticamente en teoría y aplicados eficazmente en la práctica. Es quien puede tener una visión de la empresa hacia adentro y de proyectarla externamente, maximizando el uso de los recursos disponibles. En muchos casos, por no decir que en la mayoría, los emprendedores desconocen las herramientas gerenciales necesarias para desarrollar la estructura interna de su emprendimiento.

Al igual que el punto 4 anterior, el error no está en el desconocimiento de las herramientas gerenciales, sino en asumir que se sabe lo suficiente para desarrollar el trabajo y es quitar el mérito a una gestión gerencial como parte del éxito del emprendimiento.

Las frustraciones profesionales y personales provienen de no saber gestionar el día a día con empleados, proveedores, reuniones, uso de recursos, establecer políticas, lineamientos, estrategias, metas, expansión a nuevos mercados, afrontar los cambios, innovar, etc. Si bien el emprendedor no tiene porque ser el gerente más capaz, al menos debe considerar incluir en su equipo a quien(es) sí pueda(n) desempeñarse como tal, logrando así el mejor manejo de la estructura y prácticas internas. Si no es así, la desorganización, la falta de prioridades, el caos y la desmotivación serán la ignición de un posible cierre temprano del nuevo negocio.

Las estadísticas nos dicen que más del 80% de las nuevas empresas cierran antes de los primeros cinco (5) años de gestión comercial. Espero que no sea tu caso, y que estos 5 errores comunes al iniciar un nuevo negocio puedan ayudar a tomar mejores decisiones al respecto.

*Artículo escrito por Engelbert Gonzalez. Tomado del 31/07/2011. Reeditado agosto 2015.

Me gustaría conocer tu comentario, puedes dejarlo abajo. Nos leemos en el próximo.

© Contenido elaborado por Engelbert González - Mentor en Liderazgo y Coach Certificado - para tiempodeliderazgo.com. Para reproducir este artículo se requiere mencionar a tiempodeliderazgo.com por Engelbert Gonzalez con un enlace hacia esta web. Más info...

Suscríbete a nuestros recursos gratuitos

Te invito compartir este artículo con tu red de amigos.

Compártelo con tus amigos...
Share