Tiempo de Liderazgo

5 PASOS PARA CRECIMIENTO PERSONAL – Final

5 pasos para crecimiento personal
5 Pasos para Crecimiento Personal

Hoy finalizaré este artículo iniciado la semana pasada, tendrás los siguientes tres de los 5 Pasos para Crecimiento Personal que estoy seguro serán de gran apoyo en tu proceso de transformación.

Recuerda que no hay proceso sencillo para alcanzar nuevos niveles, todo lo importante en la vida requiere de cierto sacrificio, para luego recibir la recompensa. Por otro lado, también es importante modificar ciertos pensamientos, como por ejemplo el de dar ilimitada importancia al conocimiento. Ese paradigma que a muchos les lleva a estudiar indefinidamente como propósito en sí mismo, pero que en realidad se vuelve un camino de huida, o sea de esconderse en los libros en lugar de trabaja en el ser interior. Alguien lleno de conocimiento pero sin el carácter labrado en la sanidad interior, solo es “un libro andante”, o sea alguien que puede saber mucho pero que su vida no tiene repercusión positiva a su alrededor.

Crecer implica mucho más que conocimiento, significa madurar. Continuemos con los 5 Pasos para Crecimiento Personal.

Paso 3: Proceso de Sanidad Emocional

Los daños emocionales suelen ser la causa más común de porqué las personas no crecen, no maduran, se ven imposibilitadas en seguir adelante tras mayores sueños y anhelos. Muchas personas requieren procesos de sanidad interior; algunos más largos y a veces, un poco “más dolorosos”; pero no imposibles. Estoy seguro que quienes hayan pasado o estén pasando por procesos de sanidad emocional entenderán el término “doloroso”.

Estos procesos deben ser llevados adelante con profesionales en la materia (evita hacerlo sólo), considerando el qué y el por qué. Psicólogos, psiquiatras, coaches, consejeros, están disponibles para apoyarte a superar lo que tal vez para ti pudiera ser una montaña muy alta de escalar. ¡No estás solo! Pero debes dejarte apoyar, buscando activamente cómo solucionar aquellas situaciones internas que sabes te limitan. Mientras más rápido comiences tus procesos de sanidad más pronto serás libres de las ataduras que te impiden crecer como quisieras y como deberías.

Otro enemigo a vencer es el temor de “buscar ayuda”, aún en el Siglo XXI, el pensamiento de “no estoy loco” invade y limita el potencial personal. Los procesos de sanidad no son para locos, sino para quienes desean alcanzar la plenitud y saben que deben recuperar áreas dañadas o limitadas en su vida. Se nota la diferencia entre alguien que sufre por dentro aunque tenga mucho conocimiento o dinero, y quien tiene sanas sus emociones.

Paso 4: Encontrar un Mentor

Una tarea poco considerada pero que traerá mucho fruto a tu vida es contar con un mentor, alguien que tiene ciertas cualidades necesarias para apoyarte en momentos clave de tu formación y crecimiento. Un mentor te oirá, te confrontará, te apoyará, te dará consejos sabios y oportunos. En algún momento, después que hayas alcanzado la madurez, la experiencia, podrías ser mentor de alguien.

Seguro podrás tener muchas preguntas al respecto: ¿quién puede ser tu mentor?¿cuáles características debe tener?¿cuáles serían los beneficios de contar con un mentor? Te invito a leer mi artículo Diferencias entre Coach y Mentor a fin que puedas entender mejor la figura que te sugiero en este punto – mentor -, evitando confundir los roles de los coaches, consejeros, profesionales de psicología, psiquiatría y mentores; cada uno tiene funciones y responsabilidades específicas y no deben confundirse unos con otros.

Puedes meditar en alguien maduro, que tenga tu respeto, que sea ejemplo de vida para ti, a quien tengas acceso, en quien puedas confiar. Puedo asegurarte que los grandes hombres y mujeres de la historia han tenido al menos un mentor.

Paso 5: Restaurar relaciones rotas

Los primero cuatro pasos parecen sencillos delante de este. Para algunos restaurar relaciones rotas es decir “perdón” o “perdóname”, pero no es así. La restauración no es un evento, sino más bien un proceso.

La restauración parte de la premisa que existe algo roto, en este caso, una relación interpersonal. Debe haber un ofensor, una ofensa y un ofendido. No hablo de las razones, motivaciones ni circunstancias. Me refiero que todos hemos sido ofensores u ofendidos, con o sin intención. Por lo general, las relaciones se rompen, no por un problema, sino por la incapacidad de reconocer el error propio y la falta de tolerancia para resolverlo. Culpar al otro es la característica más relevante.

Para madurar, crecer, alcanzar el siguiente nivel en tu vida, debes ser parte de una transformación integral. Esta pretende, entre otras virtudes, fomentar la honestidad contigo mismo además de alcanzar humildad. Para ello, necesitas meditar y escribir las relaciones rotas que hoy han afectado tu vida - sin excusas ni culpables: padres, hermanos, hijos, amigos. Luego de meditar en cómo fuiste parte del problema debes, a través del perdón, liberar los sentimientos de odio, resentimiento y culpa. Buscando la paz en ti, y luego buscando la paz con las otras personas.

Sólo los grandes perdonan, los más grandes se ganan el perdón...

Te aseguro que practicando estos 5 pasos para crecimiento personal, tu vida tomará un camino diferente, no solo lograrás tu crecimiento sino que alcanzarás influencia y respeto.

 

Me gustaría conocer tu comentario, puedes dejarlo abajo. Nos leemos en el próximo.

© Contenido elaborado por Engelbert González - Mentor en Liderazgo y Coach Certificado - para tiempodeliderazgo.com. Para reproducir este artículo se requiere mencionar a tiempodeliderazgo.com por Engelbert González con un enlace hacia esta web. Más info...

Suscríbete a nuestros recursos gratuitos

Te invito compartir este artículo con tu red de amigos.

Compártelo con tus amigos...
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *