Tiempo de Liderazgo

6 Pasos para Diseñar tu Proyecto de Vida – Parte II

6 pasos para diseñar tu proyecto de vida parte ii tiempo de liderazgo

Tu Proyecto de Vida

¿Un proyecto de vida? ¡Así es, tu propio proyecto de vida!

La semana pasada pude dar una breve introducción al tema 6 Pasos para Diseñar tu Proyecto de Vida y hablar sobre el primer paso.

Hoy estaré hablando sobre los siguientes cuatro (4) pasos para tu proyecto de vida, así que no perdamos más tiempo.

2. Establecer una misión de vida

A diferencia del propósito (¿para qué estás aquí?), tú decides tu misión. Es un breve pero claro resumen de la razón de su vida. Es un compromiso de vida. Si el propósito es el “para qué existes”, la misión es tu compromiso de vivir. Veamos este ejemplo:

El propósito de un automóvil es: transportar gente.

La misión sería: ser útil cada vez que su dueño requiere su uso.

¿Cuál es tu compromiso de vida? ¿Ser excelente? ¿Dar lo mejor?

La misión de tu vida es la declaración de compromiso que harías contigo mismo y de como vivirás tu vida. Es el recordatorio constante de lo que diariamente darás a ti mismo y a la vida. Diseñar tu proyecto de vida te ayudara a identificar tu misión.

3. Establecer una visión

Es ese lugar alto al que aspiras llegar. Es ver tu sueño concretado. Es lo que le dices al mundo que esperas alcanzar con todos tus dones, talentos y esfuerzo.

La visión es verte en el punto final de tu recorrido de éxito. Sabiendo que al llegar, comenzarás un nuevo viaje a una nueva visión. Lo importante es que al escribir tu visión podrás recordar la dirección que decidiste seguir. Entenderás que los obstáculos son demoras pero no desvíos. Y que no habrás terminado hasta que no llegues a ese sueño tan anhelado.

Ejemplo de visión personal: ser un agente de cambio en la sociedad donde vives.

4. Conocer tus fortalezas

Esta tarea es sumamente fácil, pues lo más sencillo es reconocer lo que ya sabes que tienes: cualidades especiales que muchos a tu alrededor reconocen.

Las fortalezas son parte del centro de acción y de los estímulos para tomar decisiones y establecer metas personales; sobretodo en el corto y mediano plazo. Las fortalezas son tanto habilidades, capacidades, destrezas, conocimientos, pero también carácter. Es aquí donde muchos se quedan sin nada que aportar. Dejaremos el tema del carácter para el siguiente punto.

Escribir tus habilidades con honestidad, sin exageraciones, pero con humildad te permitirá saber mucho más sobre lo que eres capaz de llegar a hacer y podrás ordenar mejor tus ideas sobre tu visión, tu misión, tu propósito y tus metas.

Veamos una lista del Sr. X:

  • Habilidad numérica.
  • Deportista.
  • Habilidad para relacionarse con otras personas.
  • Proactivo.
  • Lee libros de temas específicos.
  • Puntual.
  • Toca algún instrumento musical.
  • Familiar.
  • Visita ancianatos u orfanatos.
  • Da a los necesitados.
  • Maneja ciertos programas de computación con mucha habilidad.
  • 500 amigos en redes sociales.

Todas estas FORTALEZAS son necesarias al momento de considerar hacer un proyecto de vida, sin importar la edad que tengas al diseñarlo. Al escribirlas tendrás acceso a oportunidades innumerables.

5. Conocer tus debilidades

Se nos ha enseñado a ser el más fuerte, o alto, o inteligente, o bonita, o tener lo mejor, más elegante; pero muy poco se nos ha enseñado sobre el carácter. Y es el carácter más que cualquier otra cosa lo que distingue a las personas realmente. Ser prudente, paciente, perseverante, humilde, honesto, amable, servicial, genuino, con dominio propio son marcas indelebles de un carácter labrado, de una personalidad asumida con responsabilidad. Lamentablemente muchos se enfocan en “tener“, “conseguir“, “alcanzar“: títulos, idiomas, dinero, posesiones, fuerza, poder, fama… pero no tienen integridad, son deshonestos, no respetan ni a sus padres, abandonan (emocional y físicamente) a sus cónyuges e hijos “por más”, y si tienen algún puesto de liderazgo, solo quieren mandar pero no saber servir a otros.

Carácter no es lo más importante, es todo” John Maxwell

Para el diseño de tu nuevo proyecto de vida, no considerarás si tienes limitaciones con los números, si tienes pocos amigos o si eres pobre. Necesitas enfocarte en lo que muchos quieren obviar: debilidades de carácter. La tarea no es fácil, a nadie le gusta ver sus zonas erróneas, ni sus lados oscuros, pero para desarrollar tu máximo potencial es necesario lo hagas.

Veamos un ejemplo de la Sra. Y: Compra y se viste con la última moda únicamente para que otros la vean (problemas de autoestima). Necesita ser el centro de la fiesta. Solo habla de sus éxitos (orgullo, a veces de autoengaño). Cuando da a necesitados, se toma fotos y las publica (protagonismo, falta de humildad). Sus hijos no pueden fallar (perfeccionismo). Sus problemas son los más grandes (exageración, mentiras). Llama a sus amigas para contarles sobre algunas “cositas” que se enteró (chisme). Aprueban la corrupción de otros (deshonestidad).

No son los hechos visibles lo que debe atacarse, sino las raíces (lo que está en paréntesis). Una vez que escribas todas las actitudes que pudieran perturbarte de ti mismo, o de lo que otros te han dicho, podrás identificar la raíz de tales debilidades. Así podrás poner manos a la obra en pro de minimizar, mejorar y eliminar las que puedas.

Paradójicamente requieres un mínimo de madurez para enfrentarte a ti mismo y asumir que hay cosas que resolver. He conocido a hombres y mujeres de éxito que sus triunfos son solo el escondite de una devastada vida interior.

… en la próxima y última entrega veremos el PASO 6 y un modelo de Proyecto de Vida…

Lee la Primera Parte

Lee la Tercera Parte

*6 Pasos para Diseñar tu Proyecto de Vida – Parte II en un post original de 2011/11/06, actualizado 2016/07/10.

Me gustaría conocer tu comentario, puedes dejarlo abajo. Nos leemos en el próximo.

© Contenido elaborado por Engelbert González – Mentor en Liderazgo y Coach Certificado – para tiempodeliderazgo.com. Para reproducir este artículo se requiere mencionar a tiempodeliderazgo.com por Engelbert Gonzalez con un enlace hacia la web. Más info…

Suscríbete a nuestros recursos gratuitos

Comparte este artículo con tu red de amigos.

Compártelo con tus amigos...
Share