Tiempo de Liderazgo

Excusas: Enemigas Públicas del Éxito

excusas enemigas públicas del éxito id

Jesús Aguilar de Venezuela. Juegos Paralímpicos Londres 2012. Cortesía Getty Images

“El que es bueno para inventar excusas rara vez es bueno para cualquier otra cosa”.
Benjamin Franklin

El diccionario de la Lengua Española define el término excusa como “Motivo o pretexto que se invoca para eludir una obligación o disculpar una omisión“. Podríamos decir que las excusas son débiles explicaciones de quien quiere mostrarse como triunfador, cuando realmente evadió un compromiso demostrando irresponsabilidad y hasta inmadurez.

Alguien que se apalanca en excusas demuestra indiferencia, incapacidad y evasión para asumir riesgos. De cierto, la mayoría que usan excusas solo quieren demostrar que son débiles necesitados de comprensión. Cuando realmente muestran tremendas debilidades pero en su carácter. El mundo ha sido forjado por quienes no se esconden y alaban su falta de compromiso, sino por quienes se esfuerzan sobrepasando sus propias limitaciones personales.

Cuando se delega una tarea sobre alguien se espera que la realice; pero algunos quieren alcanzar la gloria sin ningún esfuerzo. El éxito es una sumatoria de fracasos y aciertos, pero jamás de excusas. "No puedo...", "pero...", "si tal vez...", son las frases más usadas por quienes ven problemas en cada oportunidad. Por el contrario quienes buscan realmente el éxito en sus vidas usan frases como: "Sigo procurando", "una vez más", "estoy en acción, acción, acción". Recuerda que no podrás alcanzar tu máximo potencial si das rienda suelta a las excusas.

Las excusas son enemigas públicas del éxito porque se dejan ver anticipadamente al fracaso. Quien prepara una derrota ya ha compuesto las excusas que dirá desde antes de fracasar, por supuesto para quedar como un triunfador pero sin triunfo. Quien realmente está concentrado en triunfar busca con vehemencia salir victorioso a toda costa, rompiendo su propia comodidad, temores e inmadurez. No tiene tiempo para construir excusas porque está muy ocupado edificando su éxito.

Necesitas enfocarte en tu meta, asumir tu mejor estrategia y hacerte absoluto responsable de tu éxito (y de tus posibles fracasos) con madurez, sin excusas.

¡Asume tu responsabilidad y sigue adelante!

Me gustaría conocer tu comentario, puedes dejarlo abajo. Nos leemos en el próximo.

© Contenido elaborado por Engelbert González - Mentor en Liderazgo y Coach Certificado - para tiempodeliderazgo.com. Para reproducir este artículo se requiere mencionar a tiempodeliderazgo.com por Engelbert González con un enlace hacia esta web. Más info...

Suscríbete a Tiempo de Liderazgo por Engelbert González

Te invito compartir este artículo con tu red de amigos.

Compártelo con tus amigos...
Share