Tiempo de Liderazgo

BUHONERO O EMPRENDEDOR

buhonero-o-emprendedor-Tiempo-de-Liderazgo

BUHONERO O EMPRENDEDOR

Quien busca emprender, busca establecerse, generar bienestar económico.

Buhonero o Emprendedor

En Latinoamérica se ha incrementado agresivamente el sector de «empleo informal» o buhonería. Mientras que en los países del 1er mundo el sector de emprendimiento ha crecido. ¿Qué implica esto?¿Cómo podríamos analizar esta situación?

El diccionario de la Lengua Española da las siguientes definiciones:

  • Buhonero: persona que lleva o vende buhonerías. Vendedor ambulante.
  • Buhonerías: conjunto de chucherías y baratijas en poca monta, como botones, agujas, cintas, peines, etc.
  • Emprendedor: que emprende con resolución  acciones o azarosas.
  • Emprender: Acometer y comenzar una obra, un negocio, un empeño, especialmente si encierran dificultad o peligro.

Actualmente estos conceptos tienen algunas variantes, incluso de país a país. Sin embargo, las situaciones que se desprenden de estas prácticas – buhonería y emprendimiento –  son muy similares en cada país, así como las consecuencias.

El Buhonero

Originalmente el buhonero o vendedor ambulante, deambulaba – o sea iba de un lugar a otro sin tener asiento fijo*– llevando sus mercancías directamente a las manos del comprador en sus casas o trabajo, y a un precio más económico que en lugares comerciales. Actualmente, desde finales del Siglo XX, los fundamentos de la buhonería cambiaron y profundizaron en prácticas dañinas para la sociedad.

Hoy día, muchos buhoneros creen, erróneamente que ellos «salen a trabajar», aunque eso signifique colapsar una calle, interrumpir el paso público, abrir tanquillas ilegalmente para sustraer luz y agua, no declarar ni pagar impuestos, y obtener ganancias superiores del 100%. En las calles de Venezuela, Colombia, México, Panamá, generan nichos para que también «trabajen» rateros, ladrones y delincuentes en medio del caos; generando así inseguridad para transitar por las calles. La práctica de la buhonería es una consecuencia de países en recesión, que no crecen, que no generan oportunidades de desarrollo empresarial ni industrial.

El buhonero, por lo general sin estudios, considera que el mundo gira en torno a sí, por ende no existe una preparación académica para sus hijos, ya que «los hijos heredarán el negocio de la buhonería». Por supuesto, un caso no afecta a una comunidad, pero cuando el 60% de las personas productivas de un país son buhoneras -en Venezuela existen 5.800.000 buhoneros según Instituto Nacional de Estadísticas- entonces sabemos que las naciones se vuelven improductivas, se empobrecen y quiebran. La buhonería es «un pañito caliente» para una persona y su familia; pero es un gran problema para el aparato productivo de un país al no existir empresas que generen empleos, mejorando así la vida de sus empleados y por ende el poder adquisitivo de la mayoría. Además, que la buhonería no necesita mano de obra calificada, lo que lleva a que muchos de los hijos de los buhoneros sigan por este camino, en lugar de estudiar para especializarse en una profesión formal.

Vale mencionar que se han convertido en oportunistas, aprovechándose de las personas y de las circunstancias. Por ejemplo, en Venezuela con la escasez del 70% de productos de primera necesidad en 2014, los buhoneros han llegado a acaparar y luego vender productos hasta por 500% del precio legalmente establecido. Por cierto, sin ningún tipo de consecuencia legal.

Una sociedad que ampare la ilegalidad, que no tiene ideas que se vuelvan proyectos, que no genere beneficios reales y a largo plazo para la mayoría, más temprano que tarde, solo comercializará pobreza.

"La gran mayoría de los buhoneros solo les interesa llevar un plato de comida a la mesa, o comprar el TV más grande; pero no piensan en el mañana, en la mejora continua, en beneficiar al resto de la sociedad".

buhonero emprendedor

El Emprendedor

Existen varias versiones sobre quién y cuándo se acuñó este término, sin embargo hoy día hay mucho consenso sobre la práctica del emprendimiento y las consecuencias para quienes lo practican y su entorno.

Emprender implica invertir tiempo, dinero, emociones y esfuerzo en hacer que un sueño se haga realidad. No se trata de "generar dinero para comer", sino de combinar las habilidades con la pasión para llevar adelante un proyecto profesional, que eventualmente requerirá un equipo de personas, generando así empleos directos e indirectos.

El emprendedor no puede estar al margen de la ley, pues automáticamente su emprendimiento pierde credibilidad. No quiero decir que no haya emprendedores que practiquen algún tipo de delito, pero no es la mayoría de los casos. Quien busca emprender, busca establecerse, generar bienestar económico para sí mismo, y no ser un perseguido por la ley.

Los emprendedores tienen la capacidad de ver más alto y más lejos.

Existen muchos emprendedores exitosos, sin haber estudiado formalmente. Esta aclaración es relevante, pues una diferencia entre emprededores y buhoneros, está en "lo que se hace con lo que se sabe". Los emprendedores, asumen retos, riesgos a veces no medidos, pagan su legalidad, y también pagan las consecuencias de sus decisiones -buenas y no tan buenas-, para el emprendedor no hay excusas, tampoco busca limosnas.

El país buhonero y el país emprendedor

Un país lleno de buhoneros no tendrá la capacidad de fabricar, pues solo sabrá "revender y revender" algo que alguien más produjo. Al no producir internamente solo revenderá lo que otro país produce; llevando así a la fuga de capital nacional y el empobrecimiento. Un país lleno de emprendedores, es un país que genera bienestar, que genera ideas, crea oportunidades de mejoras de vida de la población en general.

¿Dónde está la diferencia entre un país buhonero y un país emprendedor?

La diferencia radica en el pensamiento de sus líderes. Si el líder es mediocre, marginal, corrupto, inepto e iletrado, no considerará el futuro, ni la innovación, ni el emprendimiento como opción de desarrollo de la nación. Generando sociedades enfermas, limitadas y dependientes de las migajas y limosnas del Estado.

Cuando los líderes, pensadores, buscadores del verdadero bienestar de la nación, con conocimiento, con mentalidad de éxito, abren oportunidades para el desarrollo de ideas, financian a los innovadores, crean planes sustentables a largo plazo; es entonces cuando los países dan el salto de tercermundismo, de la indigencia a la oportunidad de crecimiento y desarrollo.

Diferencias entre buhonero y emprendedor

No se trata de una pelea entre el malo y el bueno, sino de entender la necesidad de cambiar el paradigma a través de la comprensión, de la práctica de lo correcto, de la legalidad, y de pensar en que el bienestar general representa el bienestar individual, aunque esto lleve tiempo.

Algunas diferencias entre ser buhonero o emprendedor:

BUHONERO

EMPRENDEDOR

No paga impuestos (ilegal). Paga impuestos.
No lleva contabilidad (ilegal). Lleva contabilidad y paga a un contador.
Base de su negocio: comprar barato y revender con márgenes de ganancia superiores al 100%. Busca "sacar en una sola venta" el dinero de todo el  mes. Base de su negocio: innovar, ofrecer productos/servicios propios y/o de terceros mejorados y accesibles. Por lo general compite por precios (a mayor demanda, menor precio).
No genera empleos. Genera empleos, con posibilidades de crecer como empresa y generar más empleo al pasar el tiempo.
Sustrae ilegalmente servicios (como luz y agua) sin pagar. Paga los servicios para poder funcionar.
No tiene local. Está en la calle. Ubicado en lugares de libre tránsito, perturbando el paso de los peatones, y frecuentemente de los automóviles. Puede o no tener local. Algunos con "homeoffice", otros locales propios, la mayoría con locales arrendados.
Siempre compran algo que alguien más fabricó, para revenderlo. Buscan cómo fabricar, crear, innovar, mejorar, materia prima, insumos o servicios.
No proyecta, no arriesga. Solo incrementan precios desmedidamente. Es oportunista. Busca mejorar constantemente su forma de hacer el negocio (arriesgar - innovar).
Su lema: "Pobrecito yo, no tuve oportunidades, los ricos son malos". Su lema: "Sacaré este negocio adelante, con compromiso y perseverancia. ¡Triunfaré!".
Piensa en "Saciar el hambre de HOY" de la familia. Piensa en "Hacer un sueño realidad".
 ¿Buhonero o Emprendedor?

*Definición RAE.

Me gustaría conocer tu comentario, puedes dejarlo abajo. Nos leemos en el próximo.

© Contenido elaborado por Engelbert González - Mentor en Liderazgo y Coach Certificado - para tiempodeliderazgo.com. Para reproducir este artículo se requiere mencionar a tiempodeliderazgo.com por Engelbert Gonzalez con un enlace hacia la web. Más info...

Suscríbete a nuestros recursos gratuitos

Comparte este artículo con tu red de amigos. Utiliza los siguientes íconos.

Compártelo con tus amigos...
Share

8 pensamientos sobre “BUHONERO O EMPRENDEDOR

  1. Engelbert Gonzalez Autor

    ¡Hola María! Gracias por participar.
    Mi respuesta a tu pregunta es directa: ¡No está mal ser emprendedora y querer ser empresaria!… Sin importar lo que otros te digan.
    Hay varias diferencias entre buhonero y emprendedor, en mi artículo puedes ver algunas.

    Ahora bien, quiero dejar algo muy claro (para ti y para el resto de lectores): respeto mucho las decisiones de cada quien, hay personas que quieren ejercer la buhonería porque no conocen otra forma de llevar dinero a sus casas; entre robar y vendedores informales ¡Por supuesto que la buhonería es una mucho mejor acción!

    Creo que tienes una idea muy clara de lo que quieres y eso es el primer paso al éxito. Casualmente tengo a un familiar que tiene una tienda de artesanía, la comenzó poco a poco mientras era empleado en una empresa. Te sugiero ampliamente que hagas un Plan, evita improvisar y tomar decisiones a la ligera, que es lo que lleva a los emprendedores a fracasar. He publicado varios artículos al respecto. ¡Sigue adelante y no te detengas! Mantenme al tanto de tus avances.
    Saludos y que Dios te bendiga.
    EGP

  2. Maria

    Hola, quiero tener mi tienda de artesanía, me niego a ser buhonera, vendedora informal. Aunque me lleve más tiempo, quiero apostar por un emprendimiento que empoderen a las mujeres. ¿Está mal el no querer ser buhonera como muchos esperan?

  3. pedro

    Amigo el problema es que para ir al baño hay que pagar y si no tienes el dinero te cagas en patio ageno. esta el buhonero , el emprendedor , y el que tiene y no quiere dar oportunidades.

  4. Oliver Sierra

    Engelberth muy pero muy bueno. Lamentablemente el populismo fomentado desde la bases del gobierno que son nuestros «supuestos lideres» no permiten el creecimiento de nuestro país generando mas mediocridad y pobreza cumpliendo de esta forma el mandato Castrista de «divide y genera miseria y pobreza para que tengas el control de todo»

  5. arianit

    Engelbert estoy de acuerdo contigo pero yo conosco muchos buhoneros que son profesionales pero no consiguen empleo y se ven en la necesidad de hacer esto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Share