Tiempo de Liderazgo

LECCIONES DE LIDERAZGO EN LA BIBLIA: ROBOÁN

Lecciones_de_liderazgo_en_la_Biblia_tiempo_de_liderazgo

LECCIONES DE LIDERAZGO EN LA BIBLIA: ROBOÁN

A continuación inicio una serie de artículos sobre lecciones de liderazgo en la Biblia. Casos reales y prácticos, que podrán enseñarnos principios eternos de cómo liderar acertadamente, observando prácticas milenarias que aun son útiles, sabias e incluso necesarias; pero también podremos apreciar las consecuencias de liderazgos mediocres. No pretenden ser disertaciones teológicas ni discusiones religiosas.

Hoy conoceremos el liderazgo del rey Roboán, hijo del sabio rey Salomón, nieto del gran rey David. Podríamos tener uno de los mejores ejemplos del liderazgo por su linaje, pero lo cierto es que las habilidades de liderazgo no se heredan, aunque el puesto sí.

Roboán inició de una serie de tragedias del pueblo hebreo. Sus acciones guiadas por su corazón inmaduro, ambicioso y necio, están reflejadas en los siguientes libros en el Antiguo Testamento: 1er de los Reyes y 2do libro de Crónicas. A continuación transcribo los pasajes clave que están en el 1er Libro de los Reyes capítulo 12, tomado de la Biblia Nueva Versión Internacional:

1 Roboán fue a Siquén porque todos los israelitas se habían reunido allí para proclamarlo rey. 2 De esto se enteró Jeroboán hijo de Nabat, quien al huir del rey Salomón se había establecido en Egipto y aún vivía allí. 3 Cuando lo mandaron a buscar, él y toda la asamblea de Israel fueron a ver a Roboán y le dijeron:

4 —Su padre nos impuso un yugo pesado. Alívienos usted ahora el duro trabajo y el pesado yugo que él nos echó encima; así serviremos a Su Majestad.

5 —Váyanse por ahora —respondió Roboán—, pero vuelvan a verme dentro de tres días.

Cuando el pueblo se fue, 6 el rey Roboán consultó con los *ancianos que en vida de su padre Salomón habían estado a su servicio.

—¿Qué me aconsejan ustedes que le responda a este pueblo? —preguntó.

7 —Si Su Majestad se pone hoy al servicio de este pueblo —respondieron ellos—, y condesciende con ellos y les responde con amabilidad, ellos le servirán para siempre.

8 Pero Roboán rechazó el consejo que le dieron los ancianos, y consultó más bien con los jóvenes que se habían criado con él y que estaban a su servicio.

9 —¿Ustedes qué me aconsejan? —les preguntó—. ¿Cómo debo responderle a este pueblo que me dice: “Alívienos el yugo que su padre nos echó encima”?

10 Aquellos jóvenes, que se habían criado con él, le contestaron:

—Este pueblo le ha dicho a Su Majestad: “Su padre nos impuso un yugo pesado; hágalo usted más ligero.” Pues bien, respóndales de este modo: “Mi dedo meñique es más grueso que la cintura de mi padre. 11 Si él les impuso un yugo pesado, ¡yo les aumentaré la carga! Y si él los castigaba a ustedes con una vara, ¡yo lo haré con un látigo!”[a]

12 Al tercer día, en la fecha que el rey Roboán había indicado, Jeroboán regresó con todo el pueblo para presentarse ante él. 13 Pero el rey les respondió con brusquedad: rechazó el consejo que le habían dado los ancianos, 14 y siguió más bien el de los jóvenes. Les dijo: «Si mi padre les impuso un yugo pesado, ¡yo les aumentaré la carga! Si él los castigaba a ustedes con una vara, ¡yo lo haré con un látigo!» 15 De modo que el rey no le hizo caso al pueblo. Las cosas tomaron este rumbo por voluntad del Señor, para que se cumpliera lo que ya él le había dicho a Jeroboán hijo de Nabat por medio de Ahías el silonita.

16 Cuando se dieron cuenta de que el rey no iba a hacerles caso, todos los israelitas exclamaron a una:

«¡Pueblo de Israel, todos a sus casas!
¡Y tú, David, ocúpate de los tuyos!
¿Qué parte tenemos con David?
¿Qué herencia tenemos con el hijo de Isaí?»
Así que se fueron, cada uno a su casa. 17 Sin embargo, Roboán siguió reinando sobre los israelitas que vivían en las ciudades de Judá. 18 Más tarde, el rey Roboán envió a Adonirán[b] para que supervisara el trabajo forzado, pero todos los israelitas lo mataron a pedradas. ¡A duras penas logró el rey subir a su carro y escapar a Jerusalén! 19 Desde entonces Israel ha estado en rebelión contra la familia de David.

20 Cuando los israelitas se enteraron de que Jeroboán había regresado, mandaron a llamarlo para que se presentara ante la asamblea, y lo proclamaron rey de todo Israel. No hubo quien se mantuviera leal a la familia de David, con la sola excepción de la tribu de Judá.

La división de Israel como nación fue la consecuencia directa de la decisión asumida por Roboán al llegar al trono. El pueblo hebreo había pasado mucho tiempo construyendo el Templo sagrado, y solo habían pedido consideraciones especiales de descanso al nuevo rey, toda vez que ya el trabajo pesado había terminado. Sin embargo, el heredero dejó de lado muchas consideraciones imprescindibles (como el consejo de sabios), no meditó en las consecuencias de la decisiones que podía tomar y se dejó llevar por el consejo nefasto de sus amigos.Tiempo de Liderazgo - liderar miedo

Aprendizaje

Hay varios aspectos que podemos extraer de este caso, como análisis de este caso en lecciones de liderazgo en la Biblia:

  1. Inexperiencia: a pesar de ser hijo del hombre más sabio sobre la tierra y de haber llegado al trono a los 41 años de edad, no fue suficiente para manejar los asuntos políticos de la nación. Al igual que muchos líderes actuales, la falta de «roce» en su área de liderazgo, es determinante para realizar una extraordinaria gestión. La experiencia o la falta de ella marcará indeleblemente el éxito o fracaso de su liderazgo.
  2. Arrogancia: el orgullo es el mejor amigo del liderazgo fracasado. Roboán demostró con su actitud, que no le interesaba la nación, ni el bienestar del pueblo; solo le interesaba demostrar su poder. Vale mencionar que la arrogancia procura tapar debilidades de autoestima y/o inmadurez. Lo contrario a la arrogancia es la humildad, y son los líderes humildes quienes a la larga ejercen liderazgos sanos, pues no usan el poder para dañar, sino para beneficiar.
  3. Asumió Malos consejos: a pesar de haber pedido consejos a quienes trabajaron al lado del sabio Salomón, Roboán decidió dejarse llevar por los peores consejos de personas inadecuadas. Un líder sabio es capaz de asumir un mal consejo por premura, sin embargo en este caso el rey asumió el mal consejo por su falta de carácter.
  4. Falta de integridad: es indudable que Roboán (y sus amigos) tenían una agenda oculta. Desde antes de asumir el poder, ya tenía en mente no servir al pueblo sino apoderarse de la nación. El íntegro practica con rectitud la justicia, es intachable en sus acciones y tiene probidad en su corazón. Por el contrario el hijo de Salomón, solo mostró ser inmoral, abusivo y apartado de los principios que debía manejar.
  5. Aplicación de políticas nefastas sin retractarse: a pesar de decisiones mal tomadas, siempre habrá un buen tiempo para cambiar de rumbo y mejorar. No obstante, para ello se necesita humildad y sabiduría; áreas de carácter que Roboán adolecía. Asumir el poder y coaccionar a los fieles servidores no fue la mejor idea que pudo tener el rey y sus amigos; sin embargo, la falta de interés en ejercer un «buen gobierno» le llevó a continuar con el plan, que a la larga nos enseñaría principios de un liderazgo mediocre.
Además de la división de la nación – en el reino del Norte y el Sur -, hubo otras consecuencias del liderazgo de Roboán, que definitivamente marcarían el inicio de una debacle que más adelante llevaría a todo Israel a ser llevados al exilio y el asesinato de muchos hebreos:
  • Aborrecimiento del pueblo a la familia de David.
  • División en la nación, lo que incluyó odio entre el propio pueblo hebreo.
  • Quiebra espiritual y moral.
  • Posteriormente irían al exilio.
  • Muerte y destrucción.

El liderazgo tiene sendas responsabilidades que no pueden ser olvidadas o excluidas y cuyas consecuencias no solo afectará al propio líder, sino de manera determinante a quienes le siguen y rodean, desde la familia, empresa o nación.

…lo cierto es que las habilidades de liderazgo no se heredan, aunque el puesto sí…

A través de la historia, los líderes tiranos solo han traído muerte, miseria y destrucción para millones de personas. Mientras que los grande líderes, son quienes han liderado por su carácter y en beneficio de otros.

Me gustaría conocer tu comentario, puedes dejarlo abajo. Nos leemos en el próximo caso de Lecciones de Liderazgo en la Biblia.

© Contenido elaborado por Engelbert González – Coach Certificado y Mentor en Liderazgo – para tiempodeliderazgo.com. Para reproducir este artículo se requiere mencionar a tiempodeliderazgo.com por Engelbert González con un enlace hacia la web. Más info…

Suscríbete a nuestros recursos gratuitos

Comparte este artículo con tu red de amigos. Utiliza los siguientes íconos.

Compártelo con tus amigos...
Share

9 pensamientos sobre “LECCIONES DE LIDERAZGO EN LA BIBLIA: ROBOÁN

  1. Maria del Pilar Sanfiel

    Excelente que hayas escogido analizar el liderazgo en La Biblia. Muy interesante articulo, seguiré leyendo los siguientes.

  2. Carlos Gadea

    Felicidades , me parece una idea interesante y cuanto menos, creativa e innovadora.
    Esperare con impaciencia, tu próxima entrega.
    Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Share

Utilizamos cookies para garantizar que le brindamos la mejor experiencia en nuestro sitio web.