Tiempo de Liderazgo

Lecciones de Liderazgo en La Biblia: Saúl

Lecciones de liderazgo en la Biblia

Lecciones de Liderazgo en La Biblia: Saúl

Hoy en Lecciones de Liderazgo en La Biblia conoceremos el liderazgo del rey Saúl, el primer rey de Israel, cuya característica principal fue su inseguridad.

Su vida y acciones están registradas en los siguientes libros en el Antiguo Testamento: 1er Libro de Samuel y 1er Libro de Crónicas de los reyes. Tomaré los versos de la Biblia Nueva Versión Internacional, recordando a todos los lectores que esta serie de Lecciones de Liderazgo en La Biblia no pretenden ser disertaciones teológicas ni discusiones religiosas.

Saúl fue un hombre paradójico, o mejor dicho inconstante. Podía tener atributos excepcionales como líder en un momento, y en otro mostrarse como uno más del montón. Por ejemplo, esta es su descripción inicial en 1 Samuel 9:2:

«Quis tenía un hijo llamado Saúl, que era buen mozo y apuesto como ningún otro israelita, tan alto que los demás apenas le llegaban al hombro.»

Sin embargo Saúl se veía a sí mismo de esta manera:

¿Por qué me dices eso? —respondió Saúl—. ¿No soy yo de la tribu de Benjamín, que es la más pequeña de Israel? ¿Y no es mi familia la más insignificante de la tribu de Benjamín? 1 Samuel 9:21

Samuel (cuyo liderazgo conoceremos en una próxima entrega) fungía como juez, sacerdote y profeta. Recibió indicaciones directas y precisas de Dios para ungir y proclamar rey a Saúl (1 Samuel 9:16).

lecciones de liderazgo en la biblia saul

Análisis

Hay varios aspectos que podemos extraer de este caso, como análisis de esta lección de liderazgo:

  1. Saúl ante su proclamación: Se escondió. Lejos de reflejar humildad (como tal vez alguno pudiera pensar), esta actitud demostró serios problemas de autoestima. A pesar de saber que fue escogido para reinar, se sentía inferior a los demás.

    Entonces fueron a buscar a Saúl, pero no lo encontraron, de modo que volvieron a consultar al Señor:

    —¿Ha venido aquí ese hombre?

    —Sí —respondió el Señor —, pero se ha escondido entre el equipaje.

    Fueron corriendo y lo sacaron de allí. 1 Samuel 10:20-24

    Esto dio una reacción automática adversa de una parte de quienes ahora estarían bajo su reinado:
    «Pero algunos insolentes protestaron: «¿Y éste es el que nos va a salvar?» Y fue tanto su desprecio por Saúl, que ni le ofrecieron regalos.» 1 Samuel 10:27

  2. Saúl ante sus temores: Demostró un liderazgo pobre en los momentos que su carácter debía dominar su ser. Tuvo inseguridad en los retos que, como rey, pudo haberlo catapultado a mayor respeto de sus súbditos.
    • Ante Goliat: Saúl mostró de una forma natural su cobardía en público. Cuando debió mostrar valentía y gallardía.

      Goliat se detuvo ante los soldados israelitas, y los desafió: «¿Para qué están ordenando sus filas para la batalla? ¿No soy yo un filisteo? ¿Y no están ustedes al servicio de Saúl? ¿Por qué no escogen a alguien que se me enfrente? Si es capaz de hacerme frente y matarme, nosotros les serviremos a ustedes; pero si yo lo venzo y lo mato, ustedes serán nuestros esclavos y nos servirán.» Dijo además el filisteo: «¡Yo desafío hoy al ejército de Israel! ¡Elijan a un hombre que pelee conmigo!». Al oír lo que decía el filisteo, Saúl y todos los israelitas se consternaron y tuvieron mucho miedo. 1 Samuel 17:8-11

    • Ante David: Saúl se comportó como un perdedor, utilizó la envidia como motivador de sus acciones.

      Disgustado por lo que decían, Saúl se enfureció y protestó: «A David le dan crédito por diez ejércitos, pero a mí por uno solo. ¡Lo único que falta es que le den el reino!» Y a partir de esa ocasión, Saúl empezó a mirar a David con recelo. 1 Samuel 18:5-9

  3. Saúl ante sus fracasos: Su mayor fracaso, «la desobediencia«. Saúl fue un hombre dominado por sus emociones y su orgullo exacerbado con el cuál pretendía esconder su inseguridad. Esta desobediencia manifiesta lo llevó a no acatar las instrucciones que Samuel le diera, instrucciones que provenían de Dios directamente.

    La palabra del Señor vino a Samuel: «Me arrepiento de haber hecho rey a Saúl, pues se ha apartado de mí y no ha llevado a cabo mis instrucciones.»

  4. Saúl ante la gente: Israel en ese período era guiado por La Torá, la cuál debían obedecer desde los tiempos de Moisés. Aquí estaban sus principios de vida, tanto morales como espirituales. Saúl no solo desobedeció estos, sino que peor aún, justificó su desobediencia. Lo que incidiría en el pueblo directamente. Mostró su peor actitud y su mayor debilidad cuando fue destituido como rey, ya que pretendió "esconder" esta situacion . Le interesó más "lo que la gente dijera" que mostrar un carácter intachable y comportarse como un hombre recto cuando comete un error, o sea admitir y corregir.

    Tú has rechazado la palabra del Señor, y él te ha rechazado como rey de Israel.
    ...—¡He pecado! —respondió Saúl—. Pero te pido que por ahora me sigas reconociendo ante los ancianos de mi pueblo y ante todo Israel. Regresa conmigo para adorar al Señor tu Dios.
    1 Samuel 15

Estuvo en el puesto gracias al poder que llegó a tener. A pesar de haberse mantenido por años como dictador-autócrata, perdió el respeto del pueblo y por ende, su autoridad.

Desde los tiempos de antaño, antes de la democracia, antes de los Derechos Humanos, la gente ha deseado ser liderada por personas con características especiales (como carisma o fuerza de voluntad), pero también por líderes de carácter, creíbles, certeros, generosos, valientes... y Saúl no tenía estas cualidades.

Hoy, en pleno Siglo XXI, podemos ver líderes -políticos, sociales, deportivos, empresariales- con mucho poder -económico, militar, intelectual- pero sin el carácter, sin integridad, sin moral, que las mayorías esperan y ciertamente, necesitan. Por lo general líderes que esconden (o pretenden esconder) su inseguridad y falta de carácter.

En Lecciones de Liderazgo en La Biblia podemos ver que el liderazgo requiere ser construido sobre el carácter y no sobre la fuerza.

Me gustaría conocer tu comentario, puedes dejarlo abajo. Nos leemos en el próximo.

© Contenido elaborado por Engelbert González - Mentor en Liderazgo y Coach Certificado - para tiempodeliderazgo.com. Para reproducir este artículo se requiere mencionar a tiempodeliderazgo.com por Engelbert Gonzalez con un enlace hacia la web. Más info...

Suscríbete a nuestros recursos gratuitos

Comparte este artículo con tu red de amigos. Utiliza los siguientes íconos.

Compártelo con tus amigos...
Share

22 pensamientos sobre “Lecciones de Liderazgo en La Biblia: Saúl

  1. Engelbert Gonzalez Autor

    Gracias Cecilia por participar. Si vuelves a leer el texto, con detenimiento y objetividad, te darás cuenta que no digo que el aspecto externo son atributos de liderazgo, como erradamente aseguras. Soy experto en liderazgo y temeroso de Dios, conocedor de Las Escrituras. Te apresuraste a sacar conclusiones y, al parecer, no terminaste de leer toda la exposición.

    Saludos.-

  2. Engelbert Gonzalez Autor

    Hola James, en principio gracias por participar. Efectivamente, Dios es omnisciente y Él sabía que Saúl iba a fallar. Para entender el término «arrepentido» aplicado a Dios debemos considerar varios aspectos adicionales, por ejemplo:
    1. La Biblia fue escrita en idioma humano, por lo que fue necesario que el escritor bíblico expusiera en «lenguaje limitado» para que pudiera ser entendida por el ser humano.
    2. Dios no está sujeto a emociones, aunque sí tiene emociones. O sea, Dios no es como el ser humano que se deja manejar por las emociones.
    3. La Escritura debe leerse e interpretarse de manera completa porque toda ella se complementa. En otro verso dice: «Dios no es hombre, para que mienta, ni hijo de hombre para que se arrepienta.» (Números 23:19). Esto quiere decir que Dios no se arrepiente como el hombre ni se retracta de sus acciones porque es perfecto. El «arrepentimiento de Dios» en el versículo que mencionas es más una verdad hacia nosotros, o sea reconoce nuestra incapacidad de hacer el bien y de obedecer, pero no de «echarse para atrás de su decisión».
    Te recomiendo puedas visitar y unirte en https://palabrasdefde.org
    Bendiciones

  3. Cecilia Vargas

    Mencionas que en Saúl había una paradoja y que era inconstante. Los ejemplos bíblicos que pones no tienen relación con esta inconstancia:
    Dices que podía tener atributos excepcionales como líder en un momento, pero el versículo que pones habla únicamente de su aspecto externo, físico: «era buen mozo y apuesto como ningún otro israelita, tan alto que los demás apenas le llegaban al hombro.” ¿Esos son atributos de un líder?

    Dices que en otro momento podía mostrarse como uno más del montón. «¿No soy yo de la tribu de Benjamín, que es la más pequeña de Israel? ¿Y no es mi familia la más insignificante de la tribu de Benjamín?» Este último pasaje habla de la humildad que lo caracterizó en ese momento. Esta es una cualidad INTERNA. ¿Dónde está la paradoja en este caso? Habría una inconstancia si en un momento se mostrara humilde y en otro momento se mostrara altivo.

  4. James Rodriguez

    Si Dios conoce todas las cosa, porque dice que se arrepintio de haber puesto a Saul como rey?acaso no sabia de antemano que no iba a funcionar

  5. Joel José Arroyo Quiñonez

    como puedo comprobar biblicamente el respaldo de Dios a saul fue de dos años a quie me pueda ayudar es para una exposicion biblica agradezco mi correo es jaquin 100@hotmail.com

  6. Estefani

    Una de las cosas más importantes es saber quienes somos y tener identidad y este fue uno de los problemas de Saúl que no tenia identidad y no se veia como Dios lo veia porqué cuando samuel le dice que sera rey el mismo se descalifica diciendo que es de bejamin dónde ellos son los mas pequeños y despreciado. el le daba mucha importancia, a la opinión de los demás.

  7. MIGUEL MELÉNDEZ

    Dios nos elige y nos pone a prueba, si pasas bien pero si desapruebas, Dios te puede desechar como a Saúl. Saúl fue desaprobado a los dos años de su gobierno, pero se quedó 38 años más sin el respaldo divino, cometió locuras, su cabeza terminó en manos de los filisteos, lo mismo nos puede pasar, se puede ejercer un ministerio por años sin el respaldo del Señor, y cometer locuras. Saúl confrontado por el profeta Samuel, siempre se salia con excusas, El Rey David confrontado por el profeta Natan escribió el Salmo 51. bendiciones a todos. El Señor no tiene apuros el tiene su tiempo para decirnos hasta aquí no más, o para restaurarnos, «…al corazón contrito y humillado no despreciarás tu oh Dios.

  8. Engelbert Gonzalez Autor

    Hola José Manuel gracias por tu participación. Creo 2 cosas respecto a tu pregunta: primera, que nadie es perfecto y Dios (por ser Dios) lo sabe. La segunda, Dios nos dio libre albedrío, y todos estamos escribiendo nuestra historia diariamente, aunque en la omnisciencia de Dios Él sepa nuestras fallas, siempre nos dará la oportunidad de cumplir nuestro propósito.
    Desde aquí Dios no descalifica a las personas porque Él sepa que vamos a fallar, nosotros tenemos la oportunidad de cumplir la misión personal. En nuestra imperfección, Dios sería injusto si nos descalificara antes de permitirnos intentarlo.
    ¡Saludos!

  9. Franklin Castillo Thomas

    Lo mas importante de este pasaje bíblico es que para Dios lo mas importante es la obediencia y la sabiduría que emana de Dios. El hombre que es obediente Dios le abre las puertas de su vida.

  10. Siddin Jose

    Este es un caso real y muy practico por demás. De nuestro carácter dependerá nuestro ejercicio como lideres. Incluso nuestro carácter priva a nuestro conocimiento .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Share

Utilizamos cookies para garantizar que le brindamos la mejor experiencia en nuestro sitio web.